Micropigmentación o microblading: ¿qué técnica necesito? - Micropigmentación MS
16338
post-template-default,single,single-post,postid-16338,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,paspartu_enabled,paspartu_on_bottom_fixed,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-8.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Micropigmentación o microblading: ¿qué técnica necesito?

10 Dic Micropigmentación o microblading: ¿qué técnica necesito?

Llevar las cejas contorneadas, bien definidas y con efecto maquillaje está de moda. Pero no solo existe el maquillaje para conseguirlo, existen técnicas estéticas que ayudan a dibujar y rellenar las cejas de manera natural y semipermanente: son la micropigmentación y el microblading.

Si ya te has planteado alguna vez hacerte un tratamiento estético de maquillaje permanente de cejas, seguramente te habrás preguntado cuál es la diferencia entre micropigmentación o microblading. En Marta Santiago trabajamos con estas dos técnicas diferentes, que como seguramente sabrás, no solo se utilizan para pigmentar las cejas, sino que se aplican en otras partes del cuerpo. En el post de hoy os contamos las técnicas que utilizamos en el centro, las diferencias entre una y otra y las diferentes aplicaciones que trabajamos.

La técnica de la micropigmentación

La micropigmentación es un tratamiento que consiste en implantar pigmentos estériles en la epidermis a través de un dermógrafo.

La micropigmentación siempre tiene un acabado profesional y natural y el resultado permanecerá durante años, es por ello que debe estar adaptado a sus ojos, cejas o labios. Antes de realizar cualquier tratamiento, dibujaremos previamente con un lápiz cosmético la forma deseada y elegiremos el color del pigmento. Solo comenzará la micropigmentación si se estás satisfecha/o del dibujo y el pigmento elegido. Después, para tatuar al pigmento, nos ayudamos de una aguja estéril y de un solo uso.

En el caso de las cejas, la micropigmentación sirve para poder corregir aquellas cejas con asimetría, poco pobladas o la ausencia de cejas, ya que nos permite marcarlas gracias a la técnica del “pelo a pelo” o rellenarlas con un sombreado – pixelado.

También se puede utilizar en los labios, que pueden ganar volumen con un contorno con o sin difuminado o efecto pintalabios y así realzar la armonía del rostro. Por último, se puede intensificar la mirada con un eyeliner o un lashliner.

Pero la micropigmentación es mucho más que estética facial. En Marta Santiago nos hemos especializado en la dermopigmentación, una técnica de micropigmentación para maquillar o preparar el cuerpo en el campo paramédico u oncológico. La dermopigmentación puede utilizarse para corregir una hiperpigmentación o hipopigmentación, tapar cicatrices, quemaduras o manchas de vitíligo, tapar el cráneo cuando empieza la caída de cabello y redensificar total o parcialmente el cuero cabelludo. En el campo oncológico, la dermopigmentación es una buena solución para maquillar cicatrices derivadas de procesos quirúgicos o reconstruir la areola mamaria.

La técnica del microblading

El microblading es una técnica de tatuaje oriental manual. Mientras que en la micropigmentación se usa un aparato eléctrico, en el microblading se utiliza la técnica manual y el trabajo “pelo a pelo” a través de una pluma de metal o lápiz desechable (PhiBrush).

A través de esta aguja con forma de peine extrafina se van dibujando los pelitos uno a uno a base de microcortes que posteriormente se rellenan con pigmentos que se aplican en la superficie de la dermis con materiales estériles desechables (PhiBrush).

Es una técnica que se utiliza solo para las cejas y tiene una duración de entre 6 y 24 meses, aunque todo dependerá del tipo de piel. En las pieles más oscuras y grasas suele durar menos tiempo, y en pieles sensibles no debe utilizarse. Es un tratamiento muy peculiar debido a la forma en la que se realiza. Primero se eligen los pigmentos según el color natural de los pelos de las cejas. Una vez terminado el microblading no hay que asustarse por el resultado del color, ya que nada más finalizar y antes de la cicatrización el color se ve más oscuro que los pelitos naturales. Este efecto dura entre 5 y 7 días y después el color pierde del 40 al 50% de su intensidad.

¿Cómo se logra una simetría total con una técnica tan manual? Gracias a la aplicación PhiBrows y se calcula con los ojos de la clienta cerrados para que no haya gesticulación y los músculos estén totalmente relajados. Los pelos se dibujan siempre en la misma dirección que los naturales para conseguir un look hiperrealista. Cuando el cliente tiene pocos pelos naturales la técnica manual puede combinarse con la maquina para crear un sombreado y dar un efecto de volumen esta combinación de técnicas se llama PhiFusion.

Si quieres saber más sobre estas técnicas no dudes en ponerte en contacto conmigo en el 665 240 334. ¡Sígueme en Facebook e Instagram para conocer todas las novedades de micropigmentación y microblading y todos mis trabajos!

 

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.